Nov 15, 2017

Restaurante Donostia. Cocina de mercado celebrando 15 años de apertura.

El buen alimento nos une. Somos una red, somos una comunidad y tenemos la capacidad de transformar nuestra cultura.  La vida nos permite, dándonos oportunidades constantemente, de tener una participación activa y dinámica con ella. Ayudar.

Esta en nuestras manos la posibilidad de cambiar nuestros hábitos de consumo y si estos cambian, cambiara la horripilante industria alimenticia, que parece estar más involucrada en actividades económicas de autopartes y similares, y no en la actividad del progreso agrario y la de proveernos un buen alimento. Sus productos e ideas procesados y homogéneas – por que creen que somos seres de pensamiento homogéneo – no nos permiten desarrollar nuestras individuales, disfrutar con libertad y de participar armónicamente en nuestra colectividad. Están destruyendo nuestro planeta, nuestra salud, nuestra cultura. Si cambiamos nuestros hábitos, cambiaremos el mundo.

La cocina tiene la fuerza de transformar individuos – lo he vistos con mis propios ojos – entonces, seguramente, también tendrá la capacidad de transformar colectivos. Y entiéndase ésta palabra como cualquier agrupación de personas; familia, barrios, oficina y sociedades.

Soy cocinero y creo que el gran aprendizaje que he recibido de este oficio, ha sido el de aprender a servir. Somos cocineros, somos transformadores, pero no solo de alimentos. ¿De pensamiento? Tal ves podamos transformar otros ingredientes para poder servir de diferentes formas a nuestros congéneres, brindándonos a todos la posibilidad de tener una mejor calidad de vida. Si yo estoy bien, es por que mi entorno también los está. Somos individuos dentro de un mismo “cultivo”. Somos cultura.

La comida es un hilo fino, resistente y profundo que nos permite conocernos y comprender nuestro entorno y los diferentes vínculos que tenemos con él, generando conciencia de la importancia de los recursos naturales y de las relaciones humanas. La comida nos convida a compartir y a reunirnos. Ayuda a crear una cultura fuerte, enraizada y orgullosa de ella misma. Dignos.

Apr 26, 2013

Video con apartes del capítulo donde Anthony Bourdain y Tomás Rueda van a desayunar a Paloquemao y luego a almorzar a Tábula.

Sábado 6 am. Voy en  dirección a la plaza de Paloquemao en Bogotá. Conozco bien esta plaza: durante muchos años, parte del mercado de los restaurantes Donostia y Tábula los hice acá en horas tempranas de la madrugada, y por lo tanto, también desayunaba allá. Jugo de naranja y zanahoria, caldo de costilla y arepa de maíz pilao siguen siendo mis favoritos. Aún, para no perder la costumbre y los supuestos buenos hábitos, paso a saludar a algunos amigos que he hecho en la plaza. Uno de ellos, un cotero que me ayudaba cargando mi mercado, se volvió cocinero y ahora trabaja conmigo. Camino por estos corredores atiborrados de alimentos e ideas que me ayudan a desarrollar nuevas recetas. Hago una que otra compra y aprovecho y desayuno de nuevo.

LEER MÁS