Sobre Tomás Rueda

Tomás Rueda ha representado un desafío sugestivo para la escena culinaria local y, primordialmente, para él mismo. Su energía vital, tantas veces imposible de canalizar en el pasado como las que se expresa de manera acertada en el presente; su cabeza, tan intricada como lúcida; su capacidad de ser oído y de oír, de debatir y experimentar para buscar siempre el mejor modo; y su talento para crear y, también a veces, desaparecer y dejar atrás, han significado un proceso vertiginoso, pero siempre curioso y creativo, que se ha ido resolviendo con los años en la búsqueda de un equilibro interior que muestra cada día, en todo caso, un bonito destello en el ejercicio de expresar siempre la mejor versión de un corazón apasionado y una mente firme.

Reserve

en todos nuestros restaurantes