Garbanzos con langostinos y pico galloLlega la tapa y la mesa se divide. Osados y conservadores. Garbanzos estofados con langostinos y picogallos. Pocos los osados, muchos los conservadores. Los primeros se lanzan. Si son listos disimulan, mejor no compartir. Los entusiastas animan a los demás. Si son líderes, les siguen. Los garbanzos se acaban. Enseguida. Deliciosa e intrigante tapa a la que le bastan dos minutos para desnudarte el alma. 

Foto: Lucho Mariño

Texto: Gloria Hernandez Mulleras