Me encanta ir a las plazas de mercado, aún si no tengo que comprar nada. Me gusta caminarlas, preguntar por los productos, comerme algo, saludar a la gente, ver descargar los camiones y toparme con algún campesino, ahora una presencia rara en la ciudad.
Pero entrar a una plaza de mercado en México, para mí, es […]