¿Cómo se llama? ¿Cómo le dicen? ¿Cómo es qué es la receta de este guiso de tomate, ajo y cebolla que adereza varios platos de nuestra cocina colombiana? Ni idea. Le dicen de varias formas y lo hacen de varias maneras. Eso es lo lindo de las cocinas tradicionales, nadie sabe con exactitud cuáles son la recetas, todos le ponemos algo más o algo menos, todos añadimos algo de nosotros, de nuestra abuela, de nuestra finca o casa. También se le puede añadir, algo de mantequilla, crema de leche y/o queso, así queda más cremoso y obtendremos el tradicional chorriado.

Esta es la receta que hacemos acá, ¡disfrutenla!

Sofreír en 100 gr  de mantequilla y 100 ml de aceite de oliva un kilo de cebolla larga  a fuego suave durante 10 minutos. Añadir, al gusto  laurel seco y tomillo fresco, 1 cucharadita de sal y pimienta recién molida, 1 cucharadita de semillas achiote y media cabeza de ajos picados y seguir cociendo a fuego suave otros 10 minutos. Subir la temperatura y añadir 4 kilos de tomate chonto picado, sin piel pero con pepa, cuando el perol allá recuperado una buena temperatura para poder recibir los tomates con alegría. ¡Qué suenen eso tomates cuando toquen la superficie del perol! Guisarlos durante 10 minutos a fuego alto, añadir 1 cucharadita de sal y de panela, y bajar el fuego a suave, tapar el perol y dejar sudar durante 1 hora. Mover poco pero constante. Destapar y rectificar el punto de la sal, de la pimienta y la acidez de los tomates, que lo puede mejorar con algo más de panela.

Tomás F. Rueda

Foto: TFR