“Esto no es agricultura, Tomás, esto es la alegría de vivir”. Esta es solo una de la muchas frases bellas con que Constanza “coca” Gonzales, puede llegar a nutrir una conversación. Tierra verde es una huerta orgánica que ya tiene más de 15 años de buena cosecha, donde todo lo vivo tiene su espacio, su lugar, donde todos ellos se integran ecuánimemente con un solo objetivo: la sana proliferación de la vida.

Visitar a “coca” es toda una dicha, y para mi, también es toda una inspiración. Encontrarse con ella, caminar la huerta mientras se conversa de plantas, animales, agua y sol, escucharla con tanta pasión solo me llena de esperanza, de buenas intenciones y de buenas ideas. También de alegría me asombró ver cómo el ser humano a través de la reflexión puede llagar a situarse en armonía con la naturaleza, dentro de un circulo de integración y no allá arriba, en esa pirámide absurda que nos enseñaron en el colegio situando al ser humano como rey y dominador de todo. Es acá donde vuelvo a pensar que la vida sí la podemos vivir de otra forma, dándonos la oportunidad de vivirla en equilibrio con la naturaleza brindando tal vez así, un porvenir más risueño para este planeta.

Estas verduras, que no solamente son orgánicas, si no que son mucho más que una verdura bien cultivada, llegan a nuestros restaurantes y con ellas cocinamos brindando a ustedes, nuestros queridos comensales, un excelente producto nutricional y a la vez, la bella intención de un ser humano soñador.

Tomás F. Rueda

Foto: TFR